Fapa Ágora rechaza aumentar los conciertos educativos

Desde FAPA AGORA queremos matizar la afirmación, publicada estos días en los medios de comunicación, de que el Ayuntamiento de Córdoba y los padres solicitan más conciertos educativos. Esta afirmación no se ajusta a la realidad.

En la reunión del Consejo Escolar Municipal celebrada el día 13 de diciembre del pasado año, entre los asuntos a tratar, estaban los conciertos educativos, la mayoría de los Consejeros Escolares de todos los sectores de la comunidad educativa representados, entre ellos esta Federación que aglutina al 80% de las familias de la provincia, mostraron su rechazo a la adjudicación de nuevos conciertos, a excepción de la representante de la FAPA de los Centros concertados.

Por lo tanto, el Ayuntamiento de Córdoba, en caso de elevar un informe favorable, lo haría en contra de la mayoría del Consejo Escolar Municipal.

Opinamos que mientras la oferta de plazas educativas en la Enseñanza Pública sea superior a la demanda,  no hay justificación para aumentar los conciertos.

Aquellas familias que desean escolarizar a sus hijos e hijas en un Centro privado son libres de elegirlo aunque haya plazas libres en Centros públicos, el coste económico es una consecuencia de su libre decisión.

No sería lícito, como piden los centros concertados, que los alumnos de los ciclos de infantil de pago tengan más puntuación en el proceso de escolarización que el resto de alumnos de la zona, en este caso, podríamos hablar de discriminación económica ya que quizás a muchas familias su economía no les permita asumir ese coste.

En los Centros Públicos, salvo excepciones justificadas de la norma, no se aumenta la ratio (como aparece publicado en algunos medios), se recuperan unidades que en otros años se suprimieron cuando la demanda así lo requiere. No hay que confundir conceptos ni lanzar datos con el ánimo de perturbar.

Las patronales de la Enseñanza Privada intoxican cuando amenazan con cierres o pérdidas de puestos de trabajo si no obtienen más conciertos educativos; con “perdidas” no se renuevan ni se construyen nuevos centros, (algo que en la actualidad está ocurriendo),  si cerramos centros públicos como piden las patronales si se perderían puestos de trabajo en la enseñanza pública en favor de la privada concertada.

Se está produciendo un ataque orquestado desde la Patronal de las Escuelas Católicas y la Confederación Española de Centros de Enseñanza contra la Escuela Pública, pretendiendo desmontarla a base de conciertos y relegándola a determinadas zonas de las ciudades y a localidades donde no ven posibilidad de negocio, olvidando que la Educación es un derecho que debe llegar en igualdad a toda la sociedad.

La Educación es un derecho fundamental, puerta de otros derechos humanos y herramienta de progreso para nuestro país, por ello debe ser pública además de gratuita, universal, democrática, laica y solo los Poderes Públicos están capacitados para garantizar este derecho, ya que la iniciativa privada nunca podrá dar cabida por cuestiones económicas, principios, ideologías y su alcance será sesgado y parcial.

La Educación ha de llegar a todos por igual con independencia de condiciones o circunstancias personales.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.